Todos, en algún punto de nuestra vida, hemos utilizado pizarrones de cualquier tipo o estilo, existen blancos, negros, mixtos o y hasta inteligentes, pues estos tableros se encuentran en escuelas y oficinas para ayudarnos a organizar, aprender y trabajar.

¿Alguna vez te has preguntado cómo surgió este producto? En Muebles Escolares Mobilyarte fabricantes de mobiliario escolar y de oficina, te contaremos un poco más sobre la historia de este importante invento.

Aunque no se tiene un dato totalmente exacto, el primer pizarrón del cual se tiene registro en el mundo es el creado por James Pillans en el año 1800, director y profesor de geografía en la Escuela Superior de Edimburgo.

Ante la necesidad de recursos didácticos efectivos para impartir su clase, se le ocurrió levantar una tabla o pizarra de color negro para dibujar y escribir datos importantes con una tiza; de inmediato, sus alumnos mostraron una mejora en el aprendizaje.

Por supuesto, este artículo evolucionó y el pizarrón negro se popularizó en diversos oficios y lugares de trabajo para mantener un orden, llevar un registro y principalmente, para reforzar el aprendizaje en las escuelas, así como en instituciones especializadas en matemáticas, ya que era un dolor de cabeza “almacenar” o recordar números.

En la década de los años 60 aparecieron los pizarrones verdes, ya que en años recientes se consideró el color negro como agresivo, lúgubre y desagradable para vista. Sin embargo, profesores y alumnos se dieron cuenta de que era más fácil borrar lo que se escribía sobre una superficie verde.


20 años más tarde llegaron los primeros pizarrones blancos o tableros de borrado a las salas corporativas. Este fue recibido con gran aceptación, ya que no generaban polvo y eran más sencillos de utilizar, tanto para escribir como para borrar.


En Muebles Escolares Mobilyarte contamos con un equipo de diseño y personalización de espacios para darle un estilo único a tu aula, escuela, oficina o restaurante. Acércate y aprovecha la excelente calidad de nuestros productos.